'Bolingo, el bosque del amor', 'Cavalls Morts', 'Benditas Infancias 1' y 'The other side of the Dooman river', cortometrajes ganadores del FICL2017

'Bolingo, el bosque del amor', 'Cavalls Morts', 'Benditas Infancias 1' y 'The other side of the Dooman river', cortometrajes ganadores del FICL2017

“Un lugar donde se mima el género del cortometraje”. Así definía el periodista Carlos del Amor el 17º Festival Internacional de Cine de Lanzarote, que esta noche ha despedido su decimoséptima edición en el auditorio de Jameos del Agua. 

“Gracias a estos 2.700 cortometrajistas que han decidido depositar su confianza en el festival, a los 38 seleccionadores que los han visto y cribado, al Jurado —doce personas generosas y maravillosas— y sobre todo a los protagonistas de la noche: los cineastas ganadores”. Así se presentaba Ismael Curbelo, director del FICL2017, sobre el escenario del auditorio, recordando a la gente que hace posible el festival: a los organizadores (área de Cultura del Cabildo de Lanzarote y Fisme Producciones), a los patrocinadores (Gobierno de Canarias y Ayuntamiento de Arrecife) y a los colaboradores (Lanzarote Film Commision, Centros de Arte, Cultura y Turismo, Arrecife Gran Hotel, Club La Santa y Cicar). 

Aarón Gómez y Kike Pérez desplegaron su sátira sobre las cotidianidades de la vida en Canarias, y Paco Robayna, presentador de la clausura, anunció el premio del público en la categoría Documental: Matkalla Alepoon (Journey to Alepo), de Jusso Lavonen y Vesa Rajala. 

Óscar Pérez habló del centro de innovación cultural El Almacén, “por fin abierto” y que vuelve a ser un “revulsivo”.  Los periodistas José María de Páiz y Carlos del Amor, y el documentalista Hernán Zin hicieron un repaso de los documentales seleccionados. “La selección ha reflejado la actualidad del mundo: la realidad de los desposeídos y la esclavitud que todavía impera en muchas partes del planeta”, señaló De Páiz. Carlos del Amor, que ha cubierto como periodista los festivales de cine más importantes del mundo (Cannes, San Sebastián) destacó “cómo se mima el género en este Festival” y reivindicó que “ya va siendo hora de que al cortometraje se le deje de tratar como una puerta al largometraje”. 

Hernán Zin se centró en la mención especial, Nature All Rights Reserved, de Sebastian Mulder, una película “que habla con muchísima inteligencia de la cultura absurda y autodestructiva que tenemos”. Corresponsal de guerra durante 20 años y viajero empedernido, Zin dijo haber aprendido mucho como director de este trabajo, “porque fluye y nos pone frente a un espejo muy incómodo”. 

El premio al mejor cortometraje documental del FICL2017 recayó en Bolingo. El bosque del amor, de Alejandro Salgado. “Quiero dedicar este premio a la productora, a La Maleta. Nos hemos pegado tres años intentando sacar esta historia. Y también a las mujeres protagonistas, que nos han dado una lección de valentía total, mujeres bravas que nos han hecho plantearnos un montón de cosas”, dijo el cineasta andaluz. Bolingo, que se estrenó en el 29º Festival de Documentales de Ámsterdam, cuenta la historia del trayecto y el sacrificio que realizan las mujeres emigrantes desde el África subsahariana hasta el norte de Marruecos con el objetivo de llegar a Europa. 

“Gracias por este maravilloso sufrimiento”

“La desconexión de la política con el pueblo” fue el tema del segundo sketch de los cómicos canarios, que presentaron un traductor gestual para intentar comprender algunas de las intervenciones políticas más surrealistas de los últimos años. 

Les animaux domestiques, de Jean Lecointre se alzó con el premio del público en la categoría de Animación. La alcaldesa de Arrecife, Eva de Anta, recordó que Arrecife siempre estará con la cultura, y Robayna mencionó a Paco Delgado, Goya Toledo o Pedro Paz como algunos de los artistas nacidos en la capital de la isla. 

“Solo hay que ver estos cortos para ver lo que está pasando en el mundo”, dijo David GP, que destacó la enorme libertad creativa que ofrece la animación. “Gracias por este maravilloso sufrimiento”, escribió Nerea Barros en su acta de Jurado. “Ha sido alucinante; este formato tiene muchísimas posibilidades. Hemos visto cortos auténticos, innovadores, que transmitían muchísimo. Ha sido un privilegio”. Adrian Lastra reivindicó que la animación “no esté tan poco valorada”, porque los 30 trabajos que ha valorado “transmiten una amplia gama de emociones, de formas de contar y de ver la vida”.

Los “grandiosos” Journal Animé, de Donato Sansone; La tombé de la nuit de Matthieu Gérard-Tulane y Decorado, de Alberto Vázquez fueron las menciones de la categoría. Paco Robayna anunció el mejor corto de animación del FICL2017: Cavalls Morts, de Marc Riba y Anna Solanas, unos maestros de la stop motion seleccionados en varias ediciones del festival lanzaroteño. “Gracias al Festival, por existir y darnos la oportunidad de mostrar nuestros trabajos al público, porque el formato de cortometraje tiene un difícil acceso al público”. El realizador quiso dejar un último mensaje, “aunque el tema del corto es triste, yo creo en las personas, no quiero que nadie deje de ser optimista con el ser humano”. 

Mensajes muy “potentes” e “impactantes”

Los Centros de Arte, Cultura y Turismo fueron las siguientes ‘víctimas’ del humor de Kike Pérez. Unos minutos después conocíamos que los espectadores del FICL concedieron el premio del público en la categoría de ficción española a 17 años juntos, de Javier Fesser. 

Mª Teresa Lorenzo, consejera de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno de Canarias recordó que la industria del cine es “un sector estratégico”, habló de la recuperación de las ayudas a la producción audiovisual, “fundamentales, porque es muy importante apoyar la mirada del mundo que tienen los cineastas canarios”. 

Yuri Fontes catalogó como “excelente” la selección de cortos de ficción nacional. “Me parece fascinante que no se pierda la energía de hacer cine, hay nuevos lenguajes y formas de entender el cine y eso es fundamental para ampliar el sector”, añadió. “Han sido veinte cortos muy variados, de todos los idiomas, te das cuenta de la cantidad de talento que se esta exportando, que está rodando fuera, dando mensajes muy potentes”, valoró la actriz Natalia de Molina. “En muy pocos minutos, el director ha conseguido trasladarnos a otro país y contar una idea muy impactante”, añadió su compañera de Jurado, la actriz Malena Alterio, que valoró muy positivamente los trabajos de interpretación de toda la selección, como el de la mención especial de esta categoría: Vida en Marte, de José Manuel Carrasco. 

Benditas Infancias, 1, de Iñaki Elizalde fue elegido el mejor corto de ficción española del FICL2017. Queralt Reig, la productora del corto recogió el premio y disculpó a su director, que se encuentra rodando en México. “Queríamos dar una sacudida. Y decir que los niños son niños y no tienen que verse involucrados en ciertos conflictos”. 

“Veinte ventanas para ver el mundo”

“Más cosas de Canarias que pueden ser utilizadas en el cine: el Carnaval y las madres”. Último sketch de Kike y Aarón que cosechó sonoras carcajadas en el auditorio. 

Paco Robayna presentó Speechless, de Robin Polak, que consiguió el premio del público de la categoría de ficción internacional, y dio paso al Jurado de la última categoría a competición. Luis Arraez, vicepresidente segundo del Cabildo de Lanzarote, habló del trabajo de la Lanzarote Film Commission. “La naturaleza nos ha regalado unos paisajes singulares que ha hecho que desde 1965 se hayan rodado casi 50 largometrajes y muchísimas producciones publicitarias. No podemos renunciar nunca a proteger nuestro patrimonio natural pero tenemos que facilitar el trabajo a los productoras. Y eso hacemos: facilitarles la vida con los permisos administrativos y la logística”. 

Daniel Guzmán dio la enhorabuena al comité de selección por la buenísima calidad de las producciones. “Puntuarlo en la distancia te permite discutirlo de otra manera”. Ya lo había dicho su compañera Malena Alterio: “Así no se contaminan las opiniones”. 

El compositor Samuel Aguilar destacó la “buenísima” factura de los cortos.  “Han sido veinte ventanitas para ver el mundo desde Lanzarote. Por la parte que más me toca, tengo que decir había bandas sonoras preciosas”.

“Ha sido un placer”, comenzó la actriz Emma Suárez, que recibió un gran aplauso del público. “Me cuesta muchísimo valorar el trabajo de los compañeros porque sé lo difícil que es sacar adelante un proyecto. Pero esta vez era difícil negarse a ser jurado porque la propuesta venia de parte de Jose Fernández y la invitación de venir a Lanzarote era muy seductora; además, ser jurado de la categoría internacional significa estar informado de lo que sucede en el mundo del corto a nivel internacional y una es curiosa…”. 

Mare Nostrum, de Rana Kazkaz y Anas Khalaf y The Devil is in the Details, de Fabien Gorgeart fueron las dos menciones especiales de la categoría. The other side of the Dooman river, de Sewoong Bae se alzó con el premio al mejor corto de ficción internacional. “Es realmente increíble, gracias Festival Internacional de Cine de Lanzarote”, saludaba Bae a través de un vídeo grabado esta semana en Seul. Su cortometraje, que visibiliza el drama de la separación de las dos Coreas y la violencia que se ejerce en la frontera, fue financiado por sus padres y amigos. “Gracias por apoyarme y creer en mi”. El cineasta recordó que Corea es “el último país que separa el norte y el sur” y describió la “enorme tensión” que vive actualmente en el país, despidiéndose con una petición: “Por favor estén pendientes de la vidas de los coreanos del norte”.