2001+17 EDICIÓN

Quieto, mundo

Del 19 al 28 de abril viajaremos por historias distintas, a bordo de inquietudes comunes. 97 cortometrajes a concurso en El Almacén. 4 largometrajes en el Teatro Víctor Fernández Gopar. Charlas con profesionales de la industria y proyecciones comentadas con colegios, institutos y residencias de mayores…

AÑO 2018

No hay autopistas en el cielo. Facebook tampoco nos ha hecho una sociedad más libre. Persiste la desigualdad, sobrevive el amor.   El Ártico desaparece. La contaminación mata. El arte evoluciona. El cine en streaming funciona. La libertad de expresión no pasa por sus mejores momentos.   Medio siglo después del estreno de ​2001: Una odisea del espacio​, el ser humano continúa haciéndose las mismas preguntas: ¿Por qué todo? ¿Para qué nosotros?   Desorientada, floja de empatía, necesitada de respuestas, la irreductible tribu sigue necesitando ​una sala oscura, una pantalla grande y compañía que participe de la misma historia.

LANZAROTE

Una isla. Dieciséis millones de años. Volcanes. Ecosistemas únicos, especies raras, un análogo planetario de Marte. Un 40% de territorio protegido y casi 60.000 habitantes que buscan su lugar en el mundo.   Un cuarto de siglo después de convertirnos en Reserva de la Biosfera, Lanzarote ha aprendido el significado de ​evolución, manipulación, rebelión, conocimiento, identidad, incertidumbre… ​Hemos vivido casi tantas aventuras como el primate David Bowman en la obra maestra de Kubrick. Hoy suenan las claquetas en los acantilados y la cultura audiovisual es uno de los motores de una economía que, sí o sí, sólo podrá ser social y responsable.

Del 19 al 28 de abril viajaremos por historias distintas, a bordo de inquietudes comunes.

 97 cortometrajes a concurso

 4 largometrajes en el Teatro Víctor Fernández Gopar

Charlas con profesionales de la industria

 Proyecciones comentadas con colegios, institutos y residencias de mayores.

¿Para qué?  Para hacer la foto fija de ​la tragedia, la comedia​ la película que protagonizamos en el planeta Tierra.

¿Por qué?  Porque no vemos el cine como es. ​Vemos el cine que somos.

Leave a Comment